OHL, las autopistas urbanas y el fracaso de la Ciudad de México

labrujula.nexos.com.mx El caso de OHL debería de alarmarnos en especial a todos los habitantes de la Ciudad de México y su zona metropolitana. No es que el asunto de la corrupción no sea de interés nacional por todos los funcionarios implicados, pero las obras de OHL están directamente ligadas a la ciudad y su futuro al involucrar otro tipo de corrupción, una de la vida misma de la urbe.

Las ciudades que más han despertado el interés alrededor del mundo se han caracterizado por realizar obras que recuperan el espacio público, que impulsan la sustentabilidad urbana o mejoran el transporte público; que benefician a la mayoría. He ahí a París creando la revolución de los sistemas de bici pública; a Seúl derribando una autopista urbana para recuperar un río y crear un gran parqué público; a Londres aplicando un cargo por congestionamiento para reducir el tráfico; a Bogotá iniciando la revolución de los BRTs; a San Francisco con su innovador sistema de parquímetros, SFPark, que varía su precio en función de la demanda, entre muchos ejemplos del mundo. Todas estas ciudades han apostado de una u otra forma a medidas que implican desincentivar el uso del automóvil, pues se sabe perfectamente que su uso desmedido deteriora enormemente la calidad de vida de las urbes. Significa congestionamientos que roban tiempo de vida, más accidentes que la quitan, contaminación y ruido que reducen la salud, y generación de desigualdad de largo plazo entre la población.


Comentar como:
Impulse Impulse ¿Esos son reebok o son nike? el 10-07-2015 12:41 votos: 0, karma: 17
ah ok.