La ley que criminaliza la protesta en México enfrenta a López Obrador con su pasado

La ley que criminaliza la protesta en México enfrenta a López Obrador con su pasado

elpais.com Por lo que cuentan los diarios de la época, la plaza del Centro Integrador Simón Sarlat, en Tabasco, debía verse radiante aquella tarde. Era lunes, 5 de febrero de 1996. El "líder moral" de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, acababa de llegar. "Unos 1.500 chontales vitorearon a López Obrador cuando el dirigente perredista arribó a la plaza, tras los estallidos de cohetones", leería la crónica de Filomeno Plata en la edición del diario El Sureste del día siguiente.


Comentar como: