``` `
La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) aceptó que en las agresiones a los edificios de los partidos no hubo infiltrados y que fueron, eso sí, "acciones del movimiento" y una "reacción de coraje" por la aprobación de la reforma educativa en el Congreso local. El vocero de la coordinadora, Minervino Morán dijo que este tipo de "acciones radicales", como la destrucción de las sedes de los partidos políticos en Chilpancingo, fue en respuesta a que el Congreso de Guerrero hizo caso a las propuestas del magisterio del estado en la reforma educativa. Dijo que la existencia de órdenes de aprehensión contra sus dirigentes detonará una "mayor confrontación", y señaló que las movilizaciones contra la reforma educativa seguirán adelante y sin cambios.
...
Cobardón Anónimo, 7 years ago
Lamentable