``` `
La enfermera llegó hasta la cama del hospital donde convalecía Patricia Méndez Manuel y le acercó a la cara un pequeño bulto. Eran los restos de un feto humano. "¡Bésalo, pídele perdón!", dice que le ordenó. "¡Tú lo mataste!". La joven estudiante de 19 años estaba en shock.
...
Cobardón Anónimo, 4 years ago
La persignada provincia.