Abdica el emperador Akihito de Japón

Abdica el emperador Akihito de Japón

elpais.com Llovía en el exterior del palacio imperial, en el centro de Tokio. Centenares de personas con paraguas miraban sus teléfonos y tabletas. En el interior del palacio, en el Salón de Pino reservado para las ceremonias más importantes, Akihito completaba un acto que no ocurría desde hace 200 años: la abdicación de un emperador. “Espero, junto a la emperatriz, que la era Reiwa que comienza mañana sea una época estable y fructífera. Rezo con todo mi corazón por la paz y la felicidad del pueblo en Japón y en todo el mundo”, fueron sus últimas palabras oficiales como jefe de Estado.


Comentar como: